Presente, pasado y futuro

domingo, 11 de junio de 2017

Historia del lápiz

Historia del lápiz


El lápiz había pertenecido a Antonio Vidal, un carpintero que había llamado a la huelga por las ocho horas y que con él que escribía notas para El Corsario, y que a su vez se lo había regalado a Pepe Villaverde, un carpintero de ribera que tenía una hija que se llamaba Mariquiña y otra Fraternidad. Villaverde era, según sus propias palabras, libertario y humanista, y empezaba sus discursos obreros hablando de amor: «Se vive como comunista si se ama, y en proporción a cuánto se ama».
El lápiz pasó a ser de un pintor, lo encontró tirado.
El pintor perdió el lápiz, ya que Herbal lo mató, y él se lo llevó como botín de guerra, Herbal lo guardó con él, igual que el pintor que seguía dentro suyo ya que Herbal no se dio cuenta hasta después de un tiempo que el pintor seguía en el lápiz.
Lo guardo hasta que ya no tenía nada que hacer con él, Da Barca murió, Marisa Mallo se fue y Herbal iba a entrar preso, la única persona que podía heredar ese lápiz era María da Visitaçao, ella y él habían tenido siempre un amor oculto que no querían expresar, no saben porqué razones, finalmente Herbal entregó el lápiz a María da Visitaçao.

No hay comentarios:

AGRANDA EL TEXTO