Presente, pasado y futuro

sábado, 19 de noviembre de 2016

Noticia Una Bala Perdida

Descubiertos los verdaderos culpables de las muertes de Elkhron

A principios de semana informábamos de la detención de un hombre  de raza india llamado Coyote Loco como principal sospechoso de envenenar las botellas de Duncan's, que acabaron con la vida de treinta y seis personas en Elkhron.

Las pruebas por las que se le acusaba eran un lote de botellas Duncan's encontradas en su tienda, las cuales contenían arsénico, y eran como las que mataron a las víctimas.
De la defensa de Coyote se encargaba el padre de su mujer, el abogado Richard Talisker con la ayuda de George Macallan, el cual descubrió la causa de las muertes y salvó a la ciudad de que se produjeran más.

El juicio de Coyote Loco se celebró ayer mismo, con un resultado sorprendente.
Richard Talisker hizo un trabajo sorprendente, y contraatacó con éxito todas las acusaciones en contra de Coyote.
Uno de los testigos dijo haber encontrado un artilugio capaz de verter una sustancia dentro de un recipiente sin abrir el mismo, lo que explicaría como Coyote introdujo arsénico en las botellas sin abrirlas, pero el abogado Talisker, como si ya supiera que iban a utilizar eso en su contra, pidió que hicieran el procedimiento con una de las botellas y comprobó que al hacerlo se producía un pequeño agujero en el corcho, el cual las otras botellas, también con arsénico, no tenían.
Así, pudo demostrar que Coyote no fue quien llenó las botellas con arsénico.

Entonces, por sorpresa de todos, el testigo dijo que el gobernador Daniels le había obligado a mentir, lo que causó que se acusara al gobernador.

Pero aun hay más, ya que en aquel momento Macallan pidió la palabra y dijo que el verdadero culpable era Macmurray, el cual había envenenado las botellas y se las había dado a los indios para intentar matarlos y tener más tierras, pero los indios vendieron las botellas y acabaron en Elkhron.

Al final, los verdaderos culpables fueron Daniels y Macmurray.

No hay comentarios:

AGRANDA EL TEXTO